Claves para conseguir el cliente perfecto

Los empresarios primerizos suelen tener una idea errónea al iniciar con la administración de sus empresas, buscan inicialmente captar la mayor cantidad de clientes posibles en el mercado, pero éste suele ser una de las equivocaciones más comunes, cuando se trata de clientes lo más importante no es la cantidad, sino la calidad. Es muy importante tener en cuenta:

Identificar los clientes actuales

Antes de iniciar la búsqueda del “cliente perfecto”, aunque posiblemente nunca se encuentre, es fundamental que los empresarios se tomen el tiempo de estudiar y reconocer a los clientes que la empresa ha tenido a lo largo de su trayectoria.
-¿Quién es el cliente que más ha comprado?
-¿Cuáles son los clientes más cumplidos en sus pagos?
-¿Quién es el cliente que más ha referenciado positivamente la empresa?
-¿Cuál es el cliente que más fácil de manejar?
Al responder éstas preguntas, es posible que el resultado sea un top de 5 ó 10 clientes con los que la relación comercial es mucho mejor. Es necesario estudiar a fondo cada uno de éstos clientes y crear, a partir de ellos, una “persona”. Buscar herramientas para conocer las costumbres y rasgos fundamentales de su personalidad ( de ésta persona que se está formando a partir del top de clientes), es esencial para crear un ejemplo que cumpla con el perfil de los clientes reales de la organización.

Comunicación acertada en la búsqueda de clientes

La empresa se debe asegurar que las herramientas de comunicación, escrita y visual de su página web y redes sociales, estén dirigidos al perfil de ésta “persona” que se creó como “cliente ideal”. Palabras claras que sean de fácil comprensión para él, que respondan a la necesidad que ese cliente busca resolver, es decir, la empresa debe comunicar a través de éstos medios que es la mejor solución a las necesidades del cliente. Un buen tip es usar la herramienta de Google keyword planner e identificar cuáles son las palabras que éste cliente busca más en la web y tomarlas para su uso y comunicación con él.

Posicionarse como el que sabe

Para muchos una tarea tediosa, pero para todos una técnica esencial en el proceso de captar buenos clientes, atreverse a generar contenido útil, notas para los blogs que “cliente ideal” frecuenta, dar la opinión de la empresa en redes sociales sobre temas de interés y generar contenido propio en Medium es una muy buena herramienta para demostrar el conocimiento y la experticia en el sector.

Decir adiós a los malos clientes

Como bien lo dice el refrán popular “Lo que no sirve que no estorbe” y aunque a veces duela, hace parte del crecimiento de una empresa el renunciar a esos clientes que no aportan al cumplimiento de los objetivos sino que al contrario suman en los obstáculos, se retrasan en los pagos y ponen trabas a la relación comercial. Al decir adiós a los clientes malos, la empresa puede centrar todos los esfuerzos en el “cliente ideal” y en la fidelización de éste tipo de clientes.
No solo se debe renunciar a los clientes malos, también se debe renunciar a actividades que no aporten valor al crecimiento de la empresa, de ésta manera, se podrá evidenciar más claramente el crecimiento de la organización.